corradi_473_945_cEl Tribunal Oral en lo Criminal Federal 8, que es integrado por los jueces Nicolás Toselli, Sabrina Namer y María Gabriela López Iñíguez, condenó a Ibar Esteban Pérez Corradi a la sentencia de siete años de prisión por el desvío ilegal de 1900 kilogramos de efedrina en el país, entre 2004 y 2008.

En el juicio se mas de 35 testigos, y los alegatos finales el fiscal ante el Tribunal, Marcelo Colombo, pidió que el empresario farmacéutico detenido Ibar Pérez Corradi reciba una condena de 10 años de prisión por haber traficado efedrina para ser vendida como precursor químico a narcotraficantes internacionales.

Pérez Corradi admitió que compró y vendió efedrina “en negro”. Pero negó haberla comercializado para la elaboración de estupefacientes. También afirmó que la misma era destinada a la producción de suplementos dietarios, anabólicos y otras drogas sintéticas legales.

El empresario es el único imputado en el juicio que inició el 13 de septiembre de este año, pese a contar el expediente con otros cinco acusados que serán sometidos a otro debate oral más adelante, pues apelaron la elevación a juicio de la causa.

En la lista de acusados se encuentran los hermanos Máximo Zacarías, ex funcionario de ceremonial del PAMI; y Miguel Angel Zacarías, ex secretario privado del jefe del Sedronar, Ramón Granero y otros dos ex funcionarios de la misma secretaría, Gabriel Yusef Abboud y Julio De Orue.

El condenado estuvo prófugo de la Justicia hasta que fue capturado en junio de 2016 en la Triple Frontera, en Paraguay, y lo extraditaron a Argentina, donde se le dictó la prisión preventiva en la causa por tráfico de efedrina que ahora está a cargo del juez Sergio Torres.

La Justicia corroboró “la existencia de una maniobra compleja de narcotráfico internacional, de la cual formaron parte distintas personas, entre las que se encontraron funcionarios públicos de diversos estamentos del Estado Nacional”. Esta falta de controles dio vía libre al desvío de 40 toneladas de efedrina importada entre 2004 y 2008, y que fue vendida al narcotráfico en México para ser usada como precursor químico en la elaboración de metanfetamina.

El fiscal encontró al ahora condenado como responsable del tráfico de la efedrina como materia prima para elaborar estupefacientes para una organización internacional, y había pedido que sea condenado a 10 años. El tribunal aceptó la acusación, pero fijó una condena tres años más leve.

Con la sentencia se acabó el primero de tres juicios que afronta Pérez Corradi, a quien hace dos años le dictaron falta de mérito en la causa por el triple crimen narco de General Rodríguez, ocurrido en 2008.