image_content_10032597_20180823075752Luego de que el Gobierno Nacional diera a conocer que daba marcha atrás con el polémico aumento extra en la tarifa del servicio de gas para compensar a las productoras y distribuidoras que fueron perjudicadas por la devaluación, el Senado aprobó por unanimidad un proyecto de comunicación que apunta a dejar sin efecto la resolución que dispuso un aumento adicional retroactivo en las tarifas del gas y encomienda al Poder Ejecutivo negociar una alternativa con las empresas “sin costo para los usuarios”.

Esta iniciativa fue sometida a debate en la sesión del dia de hoy luego de una reunión de los jefes de todos los bloques del Senado con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio en la que se resolvió el freno al aumento extra, fue aprobada con 63 votos a favor.

Lo más destacado del debate fue un cruce entre Miguel Pichetto, el jefe del bloque peronista y la ex presidente Cristina Kirchner.

El kirchnerismo había anticipado que votaría en contra del proyecto por considerar que no debe ser el Estado el que se haga cargo de pagar ese aumento para compensar a las empresas por la devaluación, finalmente lo hizo a favor.

Pichetto quien tenía la palabra, desestimó el planteo que más temprano había hecho la ex mandataria, y dijo que “en la política, lo que importa es el mensaje, la señora ex Presidente debería saberlo. Hay un mensaje del Senado, muy claro, este es el contenido que vamos a votar. Es un mensaje político vigoroso y muy claro”.

A raíz de estas palabras empezaron a escucharse gritos de fondo, que se presumen venían de las bancadas del kirchnerismo, entre ellas la de Cristina Kirchner. “Le pido que respete porque yo la escucho siempre con atención”, agregó Pichetto.

El senador peronista le pidió a Federico Pinedo, que presidía la sesión: “Dígale que me deje terminar de hablar”. Los gritos no frenaron, y la respuesta de Pichetto también subió de tono: “No, no se arrodilla, quédese tranquila, usted nunca se arrodiló. No, claro”. “Su orgullo es infinito”, concluyó.