1073502369Gerardo Pollicita, fiscal federal, solicitó elevar a juicio oral por asociación ilícita y lavado de dinero a la ex presidenta y actual senadora Cristina Kirchner, sus hijos Máximo y Florencia y el empresario Lázaro Baez, entre otros, por la causa conocida como Hotesur, una de las maniobras que sirvió para “blanquear” el dinero de la corrupción de la obra pública. El juez federal Julian Ercolini debe aceptar el pedido de elevación y el caso pasará a un tribunal oral. Este sería el quinto juicio al que se va a enfrentar la ex presidenta, junto a obra pública Memorándum con Irán, dólar futuro y Los Sauces.

La fiscalia sostuvo: “Se ha corroborado la existencia de una organización criminal que desde el seno del Estado se dedicó en forma constante y sistemática a sustraer fondos del Estado Nacional y luego a apoderarse de ellos a través de distintas maniobras de reciclaje de activos”.

Dentro del pedido también incluyen a Martín Báez, hijo de Lázaro, el contador Víctor Manzanares, la sobrina de la ex presidenta Romina Mercado, y el ex socio de Máximo, Osvaldo Sanfelice. En la lista figuran Adrián Esteban Berni, César Gerardo Andrés, Ricardo Leandro Albornoz, Edith Magdalena Gelves, Patricio Ricardo Pereyra Aranda, Emilio Carlos Martin, Jorge Ernesto Bringas, Julio Enrique Mendoza, Martín Samuel Jacobs, Alejandro Fermín Ruiz y Oscar Alberto Leiva, en orden a las circunstancias fácticas y a los fundamentos desarrollados en el presente dictamen.

Pollicita habló de “la compleja maniobra delictiva que fue llevada por una asociación ilícita que tuvo por finalidad sustraer y apoderarse de fondos públicos a través de distintos planes criminales, entre ellos, la defraudación al Estado Nacional mediante la obra pública vial adjudicada a la provincia de Santa Cruz, la concesión de beneficios impositivos indebidos, contrataciones espurias y distintas maniobras de lavado de dinero con el objeto de enriquecer a la familia Kirchner”.