La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, presentaron un plan que contempla mayor presencia policial en los 190 puntos más conflictivos de la provincia de Buenos Aires.

Se trata de la puesta en práctica de un modelo de prevención y de cercanía con la población de 800 efectivos de Infantería y Caballería, en 190 puntos con mayor índice delictivo.

Este modelo disuasorio de ocupación territorial y de advertencia a posibles infractores tiene como fin otorgar tranquilidad y protección a los vecinos en su vuelta a casa en el horario comprendido entre las 6 de la tarde y las 12 de la noche.

Se conforman grupos de 3 a 4 oficiales que están apostados en puntos estratégicos y visibles, con portación de armas y un rango de visión de 180° en los momentos de mayor circulación en la vía pública.

Por otro lado, se creará la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI) para dar respuesta rápida a diferentes situaciones de inseguridad, realizando tareas de acción y no de prevención.

La unidad está integrada por agentes recientemente egresados que contaron con los 9 meses de entrenamiento, más una formación especial de 5 meses complementarios.

Los cuadros superiores son ocupados por agentes provenientes de

unidades especiales como Halcón, Grupo de Ayuda Departamental, Grupo de Prevención Motorizada e Infantería; y su sede está en el Puente 12, entre La Matanza y Ezeiza.

 

Foto vía: contintanorte.com.ar

Compartir