not_897311_15_154334El Gobierno presentó en la cámara de diputados los números para el proyecto del año 2019. En el mismo prevé una caída de la economía del 0,5%, una inflación acumulada anual del 23% y un dólar a $40,10.

El ministro de Hacienda, Nicolas Dujovne, fue el encargado de presentar dicho proyecto y dijo lo siguiente: “Estamos presentando por primera vez desde 2009 un presupuesto con equilibrio fiscal primario. La sustentabilidad de las cuentas públicas es indispensable para tener una económica ordenada, previsible, que promueva la inversión y la generación de empleo. La solvencia fiscal también es necesaria para reducir las vulnerabilidades de la economía”

Para el cierre de este año las cuentas del gobierno esperan una caída de la economía del 2,4%, que se profundizará el año próximo. A esto señaló: “Esta caída en la actividad es el resultado de una serie de shocks externos e internos que encontraron a la economía argentina todavía vulnerable ya que no habíamos terminado de corregir los fuertes desequilibrios heredados”.

A pesar de los números negativos, el Gobierno se muestra optimista pensando en el futuro. Dujovne declaró lo siguiente: “Estamos convencidos de que saldremos fortalecidos de esta recesión ya que la economía contará con un tipo de cambio real más competitivo que impulsará nuestras exportaciones, un sector público nacional con equilibrio fiscal primario lo cual nos permitirá depender cada vez menos de los mercados internacionales de crédito y un Banco Central que verá facilitada su lucha contra la inflación al no tener que proveer financiamiento monetario al Tesoro”.

El debate por el proyecto será en la comisión de la Cámara de diputados.  En el Gobierno son muy optimistas en tener los votos para aprobarlo. Desde la oposición también confían en ser mayoría.

Desde el gobierno confían en lograr los 140 votos necesarios en la Cámara baja; y el ministro del Interior Rogelio Frigerio no dudó en fijar una fecha para su aprobación.

Por ultimo cerrando su presentación Dujovne dijo: “Entendemos que la desaceleración de la actividad y la inestabilidad cambiaría y la aceleración de la inflación impactan negativamente sobre la situación económica de los argentinos y su calidad de vida. Sin embargo, creemos que la economía argentina exhibió una gran resiliencia durante este proceso de convergencia hacia un re equilibrio externo y fiscal”, sostuvo Dujovne al final de su presentación.