El Supremo Tribunal Federal de Brasil postergó hasta la semana próxima el tratamiento sobre la constitucionalidad de arrestar a los condenados en segunda instancia, que permitiría la liberación del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, anunció el juez Marco Aurelio Mello.

El Tribunal Regional Federal 4, de segunda instancia, condenó a 12 años y un mes de prisión a Lula por corrupción y lavado de dinero en la causa Lava Jato.

El juez Mello decidió postergar por cinco días hábiles el tratamiento de la acción de inconstitucionalidad que había presentado el Partido Ecológico Nacional (PEN), conocido como Patriotas, debido a que el partido derechista anunció que quiere retirar la demanda porque ésta puede beneficiar a Lula.

Se trata de una crucial decisión de la Corte para ver si mantiene la jurisprudencia de 2016, a pedido de la Operación Lava Jato, de que los condenados en segunda instancia pueden ir a la cárcel, contra lo que afirma la Constitución, que permite seguir en libertad todas las fases de la Justicia.

Además, un tribunal brasileño decretó el bloqueo de los bienes del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, su instituto y una de sus empresas para el pago de una deuda millonaria, reveló hoy su defensa, que impugnó la medida.

La defensa de Lula afirmó en un comunicado que en el marco de la operación Lava Jato se quiere retirar al ex presidente brasileño “cualquier posibilidad de defensa, al privarlo de sus bienes”.

 

Compartir