En un informe, la Jefatura de Gabinete advirtió que el Gobierno Nacional “encontró empresas públicas mal administradas, sin coordinación ni estrategia comercial, con déficits enormes y que incumplían su compromiso con la sociedad”.

“En diciembre de 2015, el Gobierno encontró un portafolio de empresas públicas marcado por la falta de coordinación de las decisiones, la ausencia de estándares administrativos y de transparencia y, salvo excepciones, escaso profesionalismo en la gestión. En varias de ellas, además, reinaba la corrupción”, detalló el Poder Ejecutivo.

Según ese reporte, denominado “Carta de la Jefatura de Gabinete: empresas públicas para el crecimiento”, a lo largo del año pasado el déficit operativo de las empresas del Estado se redujo un 46%, mientras que las inversiones se incrementaron un 60%.

Tres compañías -Enarsa, Sofse (ferrocarriles suburbanos) e Intercargo- son las que registraron los mejores cumplimientos en 2016.

“Ya se están viendo resultados positivos: las transferencias del Tesoro para gastos corrientes, que en 2014 habían alcanzado un pico de 1,5% del PIB, bajaron al 0,73% del PIB en 2016. La proyección para 2017 es que las empresas públicas le costarán al Tesoro todavía menos: alrededor del 0,5% del PIB”, destacó el documento oficial.

 

Foto vía: eleconomista.net

Compartir