La reunión entre los jefes de la central obrera y representantes de la Casa Rosada, que estaba prevista para hoy,  fue cancelada por los dirigentes sindicales, por lo que no se descarta que finalmente haya una convocatoria a un paro nacional.

El encuentro se había acordado el pasado jueves de la semana pasada, cuando el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, recibieron a la conducción de la CGT para evitar que llamaran a una huelga.

En la reunión del pasado jueves en la Casa Rosada, los sindicalistas plantearon a las autoridades nacionales una agenda de cinco puntos, en la que reclamaron que “no haya despidos en el sector público y privado por los próximos seis meses” y “la reapertura de paritarias sin techo”, además del pedido de que el Impuesto a las Ganancias no impacte en el aguinaldo que se cobrará en julio.

Aquella reunión fue convocada en su momento por el Gobierno con la intención de desactivar la convocatoria a un paro nacional, al que se encaminaba la central obrera luego de completar una ronda de diálogo con distintos actores económicos y sociales.

Tras ese encuentro, el presidente Mauricio Macri firmó un decreto para habilitar la posibilidad de sumar un 5% extra de incremento salarial a aquellos sindicatos que ya habían firmado una pauta del 15%.

Compartir