moyano-20182301Durante el primer periodo de este año 2018 Hugo Moyano, sindicalista y presidente del club Independiente,  fue el centro de la polémica al llamar “cucaracha” a la diputada nacional Graciela Ocaña, a causa de todas las denuncias y acusaciones que ella había planteado sobre el manejo de los fondos del sindicato y la obra social de Camioneros.

Durante una entrevista televisada por Crónica TV, Moyano había dicho que Ocaña fue ministra de Salud y “no laburó nunca porque lo único que hizo es denunciar”. Y agregó: “Yo no le digo la hormiguita, le digo la cucaracha…”.

Debido a estas palabras el abogado Daniel Igolnikov denunció a Moyano por sus expresiones. Pero en el inicio de esta semana el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) consideró que el líder de Camioneros “no discriminó” a Ocaña.

El polémico dictamen señala: “La conducta denunciada, si bien resulta ofensiva y agraviante, no constituye una conducta discriminatoria en los términos de la Ley N° 23.592, normas concordante y complementaria”.

La ley mencionada establece en su Artículo 1: “Quien arbitrariamente impida, obstruya, restrinja o de algún modo menoscabe el pleno ejercicio sobre bases igualitarias de los derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional, será obligado, a pedido del damnificado, a dejar sin efecto el acto discriminatorio o cesar en su realización y a reparar el daño moral y material ocasionados”.

El organismo consideró que no hay “vulneración al principio de igualdad jurídica y real”, ni “existencia de un prejuicio que resulte elemento disparador del acto reprochable”, ni “arbitrariedad manifiesta o implícita en el propio acto reprochable”.

Ademas el dictamen agrega: “Como puede observarse, no basta la acreditación de una ofensa, agravio o insulto para reputar una conducta como discriminatoria sino que, a su vez, ésta debe estar motivada en un prejuicio, valga la redundancia, discriminatorio”. Y concluye: “En el caso bajo análisis se observa que más allá de que las manifestaciones del Sr. Hugo Moyano resulten ofensivas y/o agraviantes, no se desprende de las mismas la existencia de un prejuicio que pueda ser calificado como discriminatorio”.

Ocaña fue una de las primeras en denunciar a Moyano en el 2009, en una de las causas del caso que se conoció como la mafia de los medicamentos.