El acto fue frenado en más de una oportunidad debido a los silbidos y murmullos que provenían principalmente de la tribuna en la que estaban ubicados los trabajadores de la construcción.

Lingeri tuvo que pedirle varias veces al público de la UOCRA que dejara de cantar y cuando finalmente pudo hablar, expresó: “Compañeros de la UOCRA, por favor, estamos en un acto donde queremos el respeto de todos los compañeros. No estamos en una puja de organizaciones gremiales”.

Tras el primer llamado de atención de los dirigentes, se produjo una segunda interrupción antes de que tomara la palabra uno de los jefes de la CGT y referente de Camioneros, Juan Carlos Schmid.

El secretario general de la CATT fue silbado y abucheado por varios trabajadores de la UOCRA aunque inmediatamente los camioneros respondieron con toques de bombos, trompetas y cantos en su apoyo.

Schmid no evadió la situación y le dedicó las primeras líneas de su discurso a lo que sucedía: “Acá no debe haber pujas de ninguna naturaleza”.

Y al recordar el congreso del año pasado en el que se acordó la unificación de la confederación, añadió: “Fue la CGT la que pudo plasmar la unidad olvidando viejos desencuentros”.

 

Foto vía: lavoz.com.ar

Compartir