«Quieren que nos vaya mal para recuperar el poder»