“Educación y trabajo son los pilares básicos para ayudar a una familia a salir de la situación de pobreza y detectamos que más del 60% no había terminado el colegio secundario, por eso queremos ayudarlos en este proceso, debido a que cualquier empleo pide que una persona haya terminado la secundaria”, explicó Stanley en declaraciones radiales.

La funcionaria de Cambiemos descartó que la medida se trate de una represalia contra las organizaciones sociales:”No tiene que ver con ir en contra de nadie, sino estar a favor de la gente. Estoy dialogando con las organizaciones y les estoy explicando. Buscamos entender qué necesita cada persona y trabajar para cada una de ellas”.

Además, explicó que desde su cartera vienen trabajando con una “actualización de datos de la gente que cobra planes sociales”.

“La idea es que quienes no terminaron el secundario, puedan terminar y que elijan en qué se quieren capacitar, formar; o muchos que fueron formados puedan trabajar de eso en un contexto donde los acompañemos en trabajar en conexiones de aguas en las casas, en los barrios que no tienen agua y cloacas, trabajar en las veredas, todo lo que hace a la integración urbana”, concluyó.

 

Compartir