El funcionario de Cambiemos destacó como uno de los objetivos centrales de los proyectos de reforma laboral enviados por el Ejecutivo al Senado de la Nación el de “generar un vínculo entre trabajadores y empleadores que priorice el consenso” en lo que atañe a la formalización del empleo y a las indemnizaciones.

“Hay cinco sectores con mayor nivel de trabajadores en informalidad: la construcción, el sector rural, el de comercio, las pequeñas empresas y el de personal doméstico. Apuntamos ahí, nuestro foco no es solamente la formalización sino mejorar todos los proyectos también en torno a la fiscalización”, puntualizó en declaraciones radiales.

En ese marco, indicó que el proyecto que el Gobierno nacional envió al Congreso de la Nación tiene “una mirada integral”, e  insistió en que buscan “generar vínculo entre trabajadores y empleadores que priorice el consenso y no el conflicto”, y “eso tiene que ver con la formalización de trabajadores” por un lado, y por el otro, la creación de “un fondo de cese laboral”, vinculado con las indemnizaciones.

En ese sentido, precisó que el fondo sería “administrado por los sindicatos en conjunto con el empleador”, y detalló que el principal objetivo de las iniciativas remitidas el pasado viernes al Senado es “darle previsibilidad al trabajador y al empleador”.

Al ser consultado sobre su relación con la CGT, el ministro de Trabajo sostuvo que dialoga “con todos los sectores”, aunque pueda “haber diferencias”, y expresó que en el Gobierno son “muy prudentes dejando que los procesos de unidad se hagan de manera propia”.

Compartir