El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, adjudicó el paro de la CGT a quienes “quieren volver al pasado”, y aseguró que la medida de fuerza se trata de “una pelea de dirigentes y no de la gente”.

“El paro claramente diferencia a aquellos que quieren una Argentina que avance, que se desarrolle, de los que quieren volver al pasado. Hoy son más los argentinos que tienen claro que el camino de salir adelante es a través del trabajo, de realizarse”, enfatizó Triaca en declaraciones radiales.

Respecto a la posibilidad de convocar a la CGT, el ministro de Trabajo afirmó que el Gobierno “siempre tiene la predisposición al diálogo”, y recordó que estuvieron estuvieron esperando al triunvirato de la central obrera “cuando se suspendió aquella reunión con el ministro Nicolás Dujovne, con el subjefe de Gabinete Mario, Quintana”.

En tanto, Triaca admitió que la medida se siente fuerte en la Ciudad de Buenos Aires “por la falta del transporte público”, dijo que “en el resto del país, la actividad es normal en algunos sectores”.

Por otra parte, el ministro consideró que el secretario general del gremio de camioneros, Hugo Moyano, representa “contradicciones” porque “fue uno de los dirigentes que estuvo con el kirchnerismo, se fue del kirchnerismo y ahora vuelve a estar. Siempre tiene que ver con la situación personal de él o los dirigentes que él representa”.

Triaca sostuvo que el Gobierno resolvió “lo del mínimo no imponible de Ganancias, lo de las escalas y la actualización de ganancias que impactaba claramente en los gremios del transporte del cual él (Hugo Moyano) es parte”.

Por último, sentenció: “Cuando el Presidente (Mauricio Macri) discute los privilegios de la dirigencia hay muchos que se resisten. Entre la CGT y la CTA hay voces distintas, hay realidades que se contraponen. Es más una discusión entre dirigentes que de la gente”.

 

Compartir