Además, y en consonancia con la postura fijada en Riad, primer destino de su primera gira oficial en el extranjero, el mandatario apuntó contra la República Islámica de Irán a la que acusó de apoyar y financiar al terrorismo.

“He venido a esta tierra antigua para reafirmar la duradera amistad entre Estados Unidos y el estado de Israel. No solo somos antiguos amigos, somos grandes aliados y socios” aseguró, antes de añadir que en este momento, “la historia pide que fortalezcamos nuestra cooperación, ya que Israel y América se enfrentan a amenazas comunes”.

En este punto, Trump volvió a repetir, con los matices del caso, la necesidad de comprometer tanto a los países árabes como a Israel en la lucha contra el yihadismo que exige enfrentar amenazas que van “desde ISIS (acrónimo para Estado Islámico de Irak y el Levante) y otros grupos terroristas, a países como Irán que impulsa el terrorismo y financia y fomenta violencia terrible”.

 

Foto vía: jpost.com

Compartir