El presidente de Estados Unidos, Donald Trump , sancionó hoy el acuerdo presupuestario aprobado horas antes por la Cámara de Representantes y así se evitó una segunda parálisis parcial de la administración federal, luego de un cierre que comenzó en la medianoche de ayer cuando expiraron los fondos y duró cinco horas.
El proyecto de ley, que recibió 240 votos a favor y 186 en contra en la Cámara de Representantes, extiende hasta el 23 de marzo el financiamiento del gobierno federal y eleva el límite de gastos generales por dos años.
El problema se produjo esencialmente en el Senado donde, tras un día de inacción, el senador republicano por Kentucky Rand Paul paralizó la votación en protesta por la disposición de su partido a quebrar el presupuesto. De todos modos, en la Cámara Alta la propuesta salió adelante con 71 votos a favor frente a 28 en contra.
Esta ley aumenta los gastos militares y del gobierno nacional en casi 300.000 millones de dólares durante los próximos dos años, sin compensaciones en la forma de recortes de otros gastos o nuevos ingresos fiscales, por lo que el gasto adicional se financiará con deuda.

Compartir