El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, firmaron un compromiso de no agresión en el que el país asiático se compromete a la “completa desnuclearización de la península coreana” y la potencia mundial aporta garantías de seguridad al régimen en Pyongyang.

Luego de cuatro horas de cumbre en Singapur, ambos presidente se estrecharon las manos y firmaron el compromiso.

“Estados Unidos y la República Democrática Popular de Corea (RDPC, el nombre oficial de Corea del Norte) se comprometen a establecer nuevas relaciones, de acuerdo con el deseo de los pueblos de los dos países de paz y prosperidad”, señala el documento firmado por Kim y Trump.

En ese marco, el presidente estadounidense anunció que su país suspenderá sus “juegos de guerra” en la península de Corea, aunque señaló que por el momento no se reducirá la presencia militar en territorio surcoreano y continuarán las sanciones, tras la histórica cumbre que mantuvo con el líder norcoreano.

En tanto, la comunidad internacional expresó su respaldo al acuerdo de desnuclearización de Corea del Norte firmado hoy en Singapur por Kim Jong-un y Donald Trump, pero también mostró gestos de cautela hasta ver los resultados concretos del pacto.

Compartir