Lo firmó la jueza en lo penal económico María Verónica Straccia, quien acusó a López y a su socio De Souza por apropiación indebida de aportes destinados al Sistema Único de la Seguridad Social de los empleados de la firma Telepiu SA, razón social de C5N.

En su resolución, la jueza impuso un embargo sobre Lopez, Souza y Telepiu hasta cubrir 25 millones de pesos; en tanto que sobre otros de los procesados, el CEO de Indalo Media Mariano Frutos el embargo fue de 23 millones de pesos.

Según establece la acusación, “los hechos consisten en haber omitido depositar, dentro de los diez días hábiles administrativos de vencido el plazo de ingreso, el importe de los aportes destinados al Sistema Único de la Seguridad Social retenidos a los dependientes” de esa firma “durante los períodos fiscales 05/2012, 06/2012, 04/2013, 06/2013 a 12/2013 y 01/2014 a 07/2014, por sumas superiores a los 20.000 pesos en cada uno de ellos”.

La jueza Straccia aseguró que “los empleados de la sociedad cobraron regularmente, en tiempo y forma, sus haberes mediante depósito en sus cuentas bancarias” y “las retenciones de los aportes constan en los recibos de sueldo agregados a las actuaciones, así como también fueron exteriorizados en las  declaraciones juradas correspondientes a los ejercicios mensuales investigados presentadas ante la AFIP”.

“Se encuentra acreditado que la sociedad contaba con fondos suficientes para practicar las retenciones de los aportes de sus empleados e ingresarlas al Fisco en los plazos correspondientes”, concluyó.

Cristobal López, que se encuentra involucrado en varias causas judiciales por los presuntos beneficios que recibieron sus empresas durante el kirchnerismo, había negado las acusaciones a través de un escrito que presentó a la jueza en agosto pasado.

 

Foto vía:  Cedoc

Compartir