Así, el pago de las cuotas mensuales a las entidades financieras de la Ciudad de Buenos Aires tendrá una reducción de entre 10 y 15 por ciento, según estiman especialistas del sector.

La iniciativa se lanzó luego de que el gobierno lanzara, a través de los bancos oficiales, créditos hipotecarios a 30 años para montos de hasta un millón de pesos.

La normativa, impulsada por el Ejecutivo porteño, fue aprobada con 44 votos a favor, 11 negativos y 1 abstención.

Con le modificación, la alícuota de Ingresos Brutos en los créditos hipotecarios tendrá una rebaja del 7% al 1,5%.

De ese modo, por ejemplo, en el caso de un préstamo indexado a 20 años de $1.000.000, la cuota bajaría de $7.700 a $6.500.

“Al abaratamiento del costo del crédito hipotecario dado por la política impulsada por la Nación, la Ciudad agregará un beneficio que redundará en una reducción del 15% para los vecinos de la Ciudad”, indicó el texto de la ley.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y diputado oficialista, Alejandro García, subrayó: “Estamos acompañando una política nacional, entendiendo que estamos dando respuesta a un reclamo histórico y que tiene que ver con apalear el déficit habitacional”.

El objetivo de la ley, según resalta el texto, es “disminuir el déficit habitacional estructural, promover el crecimiento económico y el empleo a través de la inversión en viviendas”.

 

Foto vía: informeconstruccion.com

Compartir