El principal acceso de la sede del Gobierno de Santa Cruz está tomado, esta vez por un grupo de jubilados estatales que reclaman el cobro de sus haberes de mayo.

Desde el jueves el grupo de pasivo se instaló en los jardines frontales y puerta de ingreso a la casa de gobierno, pidiendo el pago de sus habares.

Hasta ahora solo cobraron los jubilados que ganan hasta 23 mil pesos, quienes en su vida laboral en diferentes reparticiones estatales fueron quienes revistieron las menores categorías.

Llamado “Jubilados Unidos” el grupo se manifiesta hace 72 días con un acampe frente a la sede de la Caja de Previsión Social, con sede en la capital provincial.

El jueves el grupo decidió desdoblarse y también tomar el acceso principal de la casa de Gobierno en reclamo del cumplimiento de los plazos de pagos de los haberes.

El juez de primera instancia de Rio Gallegos Antonio Andrade ordenó que la administración política de Santa Cruz pague a los jubilados del 1 al 7 de cada mes, pero el gobierno dice que no tiene los fondos necesarios por lo que abona en forma paulatina según el nivel de ingresos.

El reclamo también se refiere a que antes de los jubilados que ganan mas de 23 mil pesos, otros sectores activos ya han cobrado sus sueldos, como el caso de la policía provincial.

Quemando cubiertas y maderas, con tachos en llamas, bombos y redoblantes, y una pancarta que los identifica en el acceso de la sede gubernamental, el grupo de jubilados dice no irse hasta que se regularice el cobro de sus jubilaciones.

Durante el mediodía del viernes, el gobierno mandó a un jefe policial y una funcionaria de la Secretaria de Derechos Humanos a dialogar con los jubilados, pero solo para que apeguen el fuego, con fundamentos de cuestiones de seguridad.

El pedido no cayó bien entre los jubilados y luego de intercambios verbales hubo personas mayores que además de molestia, se mostraron alteradas y algunas hasta descompensadas.

Carina Barragan de la secretaria provincial de Derechos Humanos y el Comisario Inspector Ramón Leal fueron quienes representaron al gobierno en pedirles a los jubilados que apagaran el fogón que iniciaron en el jardín de la sede gubernamental, generando un mayor “mal humor”  entre os manifestantes.

 

Foto vía: tn.com.ar

Compartir