En una reunión del Consejo Directivo de la entidad se resolvió esta tarde no respaldar ni participar de la protesta del 21 de febrero en la Avenida 9 de Julio.
“Nuestra no participación no es en contra ni a favor de nadie. Creemos que tenemos que trabajar para la unidad de los trabajadores y una marcha de un sólo sector no ayuda” expresaron desde el sector.
La noticia se conoce horas después de que la UOCRA también rechazara la movida. “Con la marcha no resolvemos nada si no abrimos un puente de diálogo”, declaró el secretario general de la construcción y referente de los “Gordos”, Gerardo Martínez.
Martínez había planteado que “una cosa es la estrategia sindical sobre cómo encarar la situación, y otra cosa son las acciones fácticas”. “Nosotros apostamos al diálogo del sindicalismo en general”

Compartir