Inicio Destacadas Augusto Salvatto: “Las democracias en América Latina se debilitaron”

Augusto Salvatto: “Las democracias en América Latina se debilitaron”

El politólogo dialogó en Instagram Live con Tomás Amerio. Se mostró en contra de la reforma judicial, la intervención de las telecomunicaciones y analizó la situación democrática de América Latina.

  • ¿Qué opinás de la reforma judicial?
  • Gran parte de la sociedad cree que la Justicia tiene que ser reformada, el tema es que en este momento las formas se han vuelto el fondo. Las grandes reformas deben hacerse con un amplio consenso de la sociedad, si sacás algo tan importante por un voto no va a tener el impacto deseado. Además me parece que discutir algo así en el Senado en este momento está lejos de la realidad de la gente, esto es una obsesión del gobierno.
  • ¿La democracia en América Latina está en jaque?
  • Los conceptos de democracia y autoritarismo son muy amplios y las rupturas institucionales están variando. En Bolivia no hubo un golpe tradicional, pero sí se puede hablar de un golpe de Estado. Ahora, todo el estiramiento que había tenido la democracia de manera previa, en el que Evo Morales comenzó a transitar el camino al autoritarismo, probablemente generó que la oposición entendiera que la única forma de llegar al poder era esta: eso también es una ruptura democrática. Esto lo vemos en toda América Latina, las democracias se están debilitado y perjudica a los países y sus instituciones. Todo esto derivó a un estallido social en 2019, que en la Argentina y Uruguay se controló mejor por el calendario electoral.

“Las grandes reformas deben realizarse con un amplio consenso de la sociedad”

  • ¿Cómo ves el momento político en la Argentina?
  • Dentro de las dos grandes coaliciones que hay en la Argentina, se encuentran sectores que buscan consenso y otros que no. En el momento en el que primaba el miedo hubo una tendencia al consenso, pero ahora con la crisis económica la opinión es más centrífuga. Además hay una fuerte crisis de representación en la Argentina, que ya viene de antes pero se viene agrandando. Las imágenes de senadores y diputados gritándose en la Cámara no es el gesto que el grueso de la sociedad quiere.
  • ¿Está bien declarar a las telecomunicaciones como servicio esencial?
  • Es un debate muy delicado. La respuesta fácil es decir que internet en la Argentina es caro, de mala calidad y que hay que ayudar a la gente a pagarlo. Pero la realidad es que muchas veces, las medidas que tomamos terminan teniendo el efecto exactamente contrario al que se busca. El problema no es el alcance de internet, porque lo tiene más del 80% de la gente, sino la calidad y el precio. ¿Cómo se consigue mejor calidad? Con mayor inversión que tienen que hacer las empresas. Si vos congelás tarifas no va a haber más inversión y para que el precio se regule hay que generar más competencia. Esta medida no va a perjudicar a las grandes empresas, sino a las pymes que intenten generar algo más de oferta.

“La intervención de las telecomunicaciones va a generar el efecto contrario al que se busca”

  • ¿El sistema educativo estaba preparado para una situación así?
  • No lo estaba y tampoco se supo adaptar del todo bien. Llevar las clases a un formato virtual, no necesariamente tiene que ser dar clases virtuales. Creo que veremos las consecuencias en el mediano plazo, pero no tenemos que tomarnos la épica de ‘se ha instalado un sistema’, porque realmente fue una experiencia muy complicada. Hoy el principal problema es que no preparamos a los jóvenes para el mundo del futuro, la escuela y la universidad como las conocemos fueron creadas para un contexto totalmente diferente. Hoy vivimos la cuarta revolución integral, que tendrá un impacto mucho mayor a las anteriores y es imposible pensar que el mundo del trabajo, la educación o la política van a quedarse igual.