Inicio Ambientales Juan Carlos Villalonga: “La recuperación de esta crisis debe combinar la agenda...

Juan Carlos Villalonga: “La recuperación de esta crisis debe combinar la agenda económica y ambiental”

El ex diputado nacional y referente ambiental dio un diagnóstico de la situación actual y cómo debe apuntar la recuperación económica para conjuntarse con el medio ambiente. Además evaluó la gestión de Cambiemos en la materia y la importancia de los jóvenes para generar los cambios necesarios.

  • ¿Qué consecuencias a nivel global creés que puede tener el coronavirus tanto en el marco social como económico? ¿Creés que nos obligará a cambiar costumbres?
  • Claramente los impactos de esta pandemia son muy negativos. Estamos atravesando una crisis global de oferta y de demanda, lo que lo lleva a tener una dimensión gigantesca que será bastante parecida a la depresión de la década del 30. Por nuestras debilidades estructurales, harán que esta crisis sea en la Argentina peor que la del 2001 y 2002, de la cual todavía no nos hemos recuperado y creo que el coronavirus va a dejar muchas marcas. No sé por qué se ha instalado esto de que la pandemia no nos va a cambiar, no tengo una mirada positiva al respecto. Espero que podamos recuperarnos lo antes posible, pero creo que el comportamiento social va a variar para mal. Vamos a salir de este confinamiento en uno de los peores momentos y la gente estará en la calle con miedo, porque compartir espacios pasó a ser de alto riesgo y eso no es bueno. Mientras la vacuna no exista, vamos a vivenciar a todos estos lugares, como el transporte público, como sitios de mucho riesgo. Lamentablemente esto será un gran retroceso.
  • Se vio en muchos lugares que, por la cuarentena estricta, los animales volvieron a ganar terreno en lugares donde habitualmente se mueven sociedades humanas. ¿Creés que el planeta se tomó un respiro del hombre?
  • Hay una idea muy frívola de creer que la pandemia hizo que el planeta se tomara un respiro del hombre, lo que me parece un absurdo total. Es obvio que, al paralizar la economía y haber confinado a la gente en sus viviendas, se haya visto que ciertos niveles de contaminación haya bajado estrepitozamente. Pero esto también se nota en un feriado o un fin de semana con respecto a la semana. El problema es que no se produjo esto por buenas razones, sino por una desgracia. No veo la sorpresa ni la buena señal en ese sentido. Acá no hay ningún mensaje de nadie, no hay que darle esa connotación. Esto es algo que ocurrió, que ocurre y ocurrirá y el hecho de vivir tan juntos hace que las pandemias puedan acelerar más rápido a nivel global.

“Por nuestras debilidades estructurales, esta crisis será peor que la del 2001”

  • ¿Pensás que ante esta evidencia habrá un cambio apuntado a la sustentabilidad en la industria a nivel mundial para bajar las emisiones?
  • En el lugar que tenemos que generar la sustentabilidad es en la salida de esta crisis. Ahora vendrá un proceso de recuperación de empleos en base a un paquete de medidas extraordinarias que aplicarán los distintos estados, ahí tenemos que ver con qué calidad y con qué cualidades lo realizamos. Ahí aparece el concreto el “Green New Deel”, que se expresó en la crisis del 2008 y ahora vuelve a ocurrir, con la intención de combinar la agenda económica y climática. La idea es que los sectores que se levanten primero, traccionen para ir hacia una economía baja en emisiones. Lo que se necesita es generar empleo en nuevas áreas económicas. Creo que esto debemos pensarlo seriamente, con un paquete de medidas muy amplia que debe tener una dosis muy importante de compromiso y sacrificio de todos los sectores.
  • ¿Creés que los jóvenes de hoy tienen más conciencia sobre la necesidad de combatir el cambio climático y de ayudar a la sustentabilidad?
  • Sin dudas que el crecimiento de la conciencia de los riesgos ambientales ha tenido un desarrollo creciente y creo que hoy vivimos un momento en el que los jóvenes han tomado un rol protagónico en esta discusión. Lo veo como algo muy oportuno y bienvenido, porque la discusión climática había estado bastante apagada en la sociedad durante los últimos años. Después del cuerdo de París hubo un año muy bueno, pero el arribo de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos le metió un freno enorme y no había actores en la política que pudiera contrarrestar eso. Movimientos así hubo también en otras circunstancias, con momentos de aceleración y de freno, pero tiene mucho que ver cómo avanza en la agenda política global. En este momento los jóvenes tienen protagonismo y creo que eso debe traducirse en mayor contundencia política, ganando conocimiento de lo que significa el cambio climático en términos económicos, sociales y políticos. La discusión no es si este es o no un problema importante, esa batalla ya se ganó, pero lo que demora la acción es que los gobiernos saben que las medidas acertadas en materia de cambio climático son antipopulares y las sociedades no están dispuestas a aceptar los costos que implican. El gobierno de Cambiemos tuvo grandes problemas al intentar retirar subsidios a las tarifas, que en gran porcentaje utilizan combustibles fósiles.

“Las medidas en materia de cambio climático son antipopulares y las sociedades no están dispuestas a aceptar los costos”

  • ¿Qué análisis hacés de la gestión de Sergio Bergman y Cambiemos en materia de medio ambiente?
  • No suelo hacer hincapié en las personas en particular, creo que la política ambiental se traduce por decisiones que pueda tener un secretario o ministro de turno. Creo que Cambiemos marcó una de las políticas más avanzadas que tuvo la Argentina, porque hubo sincronía entre las distintas áreas de hacia dónde se quería ir y dio un salto de calidad en ese sentido. Obviamente no todo fue bueno, creo que en algunas cosas no hubo suficiente fuerza para avanzar porque no se llegaba al consenso necesario. Acá se sintió lo que mencionaba anteriormente de la llegada de Donald Trump al poder, es impresionante cómo la política de los Estados Unidos impacta en el resto del continente y creo que también hizo retroceder al gobierno en algunos temas.
  • ¿Cómo ves hasta ahora el trabajo de Juan Cabandié?
  • Veo bastante complicado al gobierno actual en cuanto a su impronta ambiental. No veo esa sensibilidad y percepción de lo que ocurre en el mundo y, al ser una coalición con tanta confrontación interna, no contempla tanto la nueva agenda. Tengo pocas expectativas y lo poco que he visto hasta ahora no me gustó. Me parece bueno que se haya relanzado el gabinete ampliado de cambio climático, pero me preocupa que no hubo ninguna mención expresa de continuar con el compromiso de nuestro país para ir hacia la neutralidad de emisiones en el año 2050, ni de mejorar las metas hacia 2030. Creo que está claro de que no hay plan ni una visibilidad de lo que se viene.

“Cambiemos tuvo una de las políticas ambientales más avanzadas de la argentina”

  • ¿Creés que el gobierno administró bien la pandemia?
  • Es difícil hacer una evaluación con el diario del lunes. Lo que puedo decir es que no se hizo durante enero, febrero y marzo lo que era evidente que había que hacer com reconocer que esto se venía encima para aprovisionarse de insumos. Creo que hubo un ninguneo al problema, faltó control en los aeropuertos. No hubo medidas preventivas antes de entrar en la cuarentena y, cuando entramos, nos quedamos solo con eso. El gran problema fue que no estuvieron previstos los impactos que iba a haber en la sociedad y el gobierno nunca acompañó en el durante ni explicó lo que iba a pasar en la pospandemia. Dar un paisaje de lo que te imaginás para la salida preparan al sector privado y hasta se llegó a decir que se iban a quedar con parte de las empresas que iban a ayudar, una locura. No es tanto la cuarentena en sí, sino todo lo que no se hizo previamente ni lo que faltó decir de cómo se piensa la recuperación. Si el modelo es lo de Vicentin, generás muchas dudas. Si las pocas claridades que das son negativas, terminás agravando las consecuencias económicas.

Por Tomás Amerio