Inicio Destacadas La Iglesia condenó la toma de tierras

La Iglesia condenó la toma de tierras

Además emitieron su opinión contra los que “usan a los pobres para clientelismo político”.

A través de una carta que lleva la firma del cardenal Mario Poli, la Iglesia Argentina se mostró en contra de la usurpación de tierras. En el escrito destacan que “en estos días de extrema vulnerabilidad para el cuerpo social que conformamos, se repite con dolorosa frecuencia la toma de tierras, un fenómeno conocido en la Argentina desde los orígenes mismos de nuestra historia”.

“No avalamos la toma de tierras, es un delito”, marcan. No obstante, también advierten que “mucho menos aceptable es el oportunismo de quienes se aprovechan de la extrema necesidad de los más pobres para usarlos en función de sus propias ganancias y clientelismo político”.

“No podemos dejar de expresar también la preocupación por cualquier resolución de estos conflictos que naturalice la violencia y ponga en riesgo la vida de las personas”, complementaron también en repudio a los actos represivos.

Como solución, propusieron que “hoy más que nunca se hace necesario un Estado presente que se haga responsable de políticas proactivas en materia de acceso a la vivienda y al trabajo digno”.

“Con la autoridad de su mediación se facilitaría el diálogo con las autoridades proponiendo posibles alternativas para las familias pobres que verdaderamente necesiten un lugar para vivir. Nos conmueve la cantidad de niños implicados, ellos esperan una respuesta seria y rápida de nosotros los adultos”, cierra.