Inicio Destacadas Macri y el gobierno suscribieron a un mismo documento

Macri y el gobierno suscribieron a un mismo documento

El escrito llama a “repensar la democracia”, a que se “respete la división de poderes” y que no haya “caldo de cultivo para decisiones autoritarias”.

Luego de publicar una dura nota de opinión, Mauricio Macri firmó un documento publicado por IDEA Internacional llamando a fortalecer la democracia en América Latina. A ese material también se plegó el gobierno a través de la suscripción del senador del Frente de Todos, Jorge Taiana.

Allí se afirma que “frente a la pandemia del COVID-19, cuidemos el presente y futuro de la democracia. Existen riesgos latentes que si no pensamos y actuamos con celeridad pueden producir un grave deterioro democrático. Esto puede generar el caldo de cultivo para las “soluciones” populistas y/o autoritarias”.

“El Poder Ejecutivo ha visto incrementada su responsabilidad, pero también sus atribuciones. Los poderes ejecutivos deben hacer un uso responsable de estas medidas de excepción para evitar violaciones a los derechos humanos y restricciones arbitrarias de la libertad”, agrega.

En ese sentido se resalta como “fundamental que no se rompa el equilibrio de poderes. La emergencia no debe ser vista como un cheque en blanco para debilitar los controles y la rendición de cuentas, ni socavar la lucha contra la corrupción. Todo lo contrario”.

“El futuro político de la región estará marcado por la nueva práctica comunicacional. Será, igualmente necesario, evitar que el creciente flujo de datos que está en manos del Estado para hacer frente a la emergencia sanitaria sea utilizado por los gobiernos como un instrumento de control y autoritarismo”, se agrega.

Por eso se marca que “se necesita un Estado que sea efectivo en la redistribución de ingresos y oportunidades. Un Estado que sea capaz de actuar con sentido estratégico y no sea presa fácil del corto plazo y de los intereses corporativos.

“Es hora de repensar ya el valor de la política y la democracia para los tiempos que vendrán y de revisar nuestras concepciones y prácticas de gobierno para actualizarlas y dotarlas de nuevas herramientas que permitan gobernar, democrática y eficazmente, las sociedades complejas del siglo XXI. La democracia representativa puede y debe ser perfeccionada, a empezar por los partidos, pero no reemplazada”, complementa.

Por último remarca que hay que “evitar que la democracia sea víctima de la pandemia pero también avanzar hacia una democracia de nueva generación. Porque gobernar para la democracia es entender cómo ésta debe evolucionar en tanto la ciudadanía crece con ella. Por eso, no hay tiempo que perder”.