Inicio Destacadas Mauricio Macri: “No podemos dejar la educación solo en manos de ministros...

Mauricio Macri: “No podemos dejar la educación solo en manos de ministros y sindicatos”

El ex presidente escribió una carta en la que marcó que “ningún país” tuvo tanto tiempo cerradas las escuelas y aseguró que “el daño es irreparable”.

Con motivo del lanzamiento de su fundación, Mauricio Mari escribió una carta en la que marcó que, entre otras cosas, intentará aportar a mejorar la educación. El ex presidente sostuvo que ese “no puede ser un tema sólo de los docentes, de las efímeras autoridades que gobiernan, y muchísimo menos de los sindicatos”.

“Tenemos que asumir que la educación es algo demasiado importante para dejarlo solo en manos de ministros y delegados sindicales. Ellos no pueden ser los dueños del porvenir de millones de personas”, complementó el ex jefe de Estado.

Además complementó que “esperamos que todos puedan aportar conocimientos y opiniones, pero la voz de las familias, debe ser la que suene más fuerte, la que se escuche con más atención, la más respetada. El mundo está cambiando a una velocidad sin antecedentes y la Argentina con sus políticas parece ir en sentido contrario en todos los temas, también en educación”.

“Al mismo tiempo que a pesar de las dificultades creadas por el COVID en otros países no dejaron de enseñar y continuaron con una escolaridad casi normal, nosotros nos encerramos, nos apagamos, nos empobrecimos, nos aislamos en la educación y en el resto de las actividades que hacen a la vida”, agregó.

Por otra parte, disparó que “no estamos así por la pandemia. Estamos así por la impericia del gobierno que tomó una secuencia de decisiones erradas en casi todos los temas que nos hicieron perder un año completo de escuelas. El daño causado sobre los alumnos es imperdonable y tal vez irreparable”.

En último orden dijo que “debemos luchar contra la resignación y la mediocridad. Desde nuestro lado, esta fundación que comienza hoy es un paso muy importante en esa lucha. Vendrán muchos otros pasos, vendrán los tuyos que avanzarán sin que nadie los pueda parar”.