Inicio Destacadas Sturzenegger pidió salir del cepo y marcó que se arrepintió de no...

Sturzenegger pidió salir del cepo y marcó que se arrepintió de no haber sido “más valiente” en 2017

El ex presidente del Banco Central marcó que “siempre es un buen momento” para terminar los controles y soltó que le hubiese gustado defender más su gestión.

Federico Sturzenegger brindó una conferencia de prensa en la que criticó fuertemente la decisión del gobierno de mantener todavía los controles de cambio. El ex presidente del Banco Central aseveró que nuestro país “tiene que moverse lo más rápido posible a un régimen de dominancia monetaria como el que tienen el resto de los países del mundo“.

“En ese régimen el Banco Central se dedica a que los precios no se muevan y el fisco se las arregla por su cuenta para financiarse. Sería, además, la política más pro-crecimiento que podríamos imaginar”, complementó al mismo tiempo que celebró la propuesta de Martín Guzmán de independizar el BCRA del Poder Ejecutivo.

Asimismo, diagnosticó que “el problema es la idea de que si el tipo de cambio se mueve los precios se van a mover. La inflación tiene que ver con los desequilibrios monetarios no con el tipo de cambio. Pero, bueno, esa idea equivocada es lo que justifica el cepo para algunos”.

En cuanto a las dudas de si las reservas podrían sostenerse al quitar los controles, Sturzenegger marcó que “siempre es un buen momento para salir del cepo. Hoy siempre mejor que mañana y mañana peor que hoy. Salir del cepo en 2015 fue facilísimo porque los argentinos habían acumulado dólares como locos, y eso se repite ahora. Liberás los flujos y vas a tener un exceso de dólares”.

Por otra parte, recordó su gestión y defendió que “desde que largamos el régimen de metas de inflación, la inflación interanual cayó en todos los meses hasta fin de 2017, con excepción de un mes donde la inflación subió 0.1%. Esto se logró en un contexto de crecimiento económico, y las expectativas eran que ese proceso siguiera en 2018 y 2019″.

Sin embargo, puntualizó que todo se complicó cuando el Gobierno “retiró la confianza” y que ello provocó la crisis económica de los últimos dos años.

Por ello, dijo que le hubiera “gustado ser más valiente en la defensa del régimen por allá por fin de 2017, y no pasa un día que no me lamente no haberlo sido. Pero si hubiera habido un régimen de mayor independencia, lo que ocurrió no habría dependido tanto de si yo podía sostenerlo o no”.