Inicio Política El Gobierno sueco le contestó al Presidente

El Gobierno sueco le contestó al Presidente

A través de una carta enviada por la embajada, explicaron los porqué de sus decisiones y marcaron que “es difícil hacer comparaciones”.

Luego de que Alberto Fernández marcara que “si abrimos la economía vamos a terminar como Suecia”, llegó la respuesta por parte del país Europeo. Afirman que “hacemos uso de instrumentos similares a otros países para aplanar la curva de contagios y evitar que el sistema de salud se sobrecargue”.

A través de una carta enviada por la embajada en la Argentina, el Gobierno sostiene que impusieron “el cierre de fronteras, suspensión de clases en escuelas secundarias, prohibición de visitas a geriátricos y eventos de más de 50 personas. Instamos a que las personas que presentan síntomas de Covid-19 no vayan a trabajar.”

“Las medidas de Suecia difieren de otros países solamente en tres aspectos: nosotros no hemos impuesto un aislamiento social, preventivo y obligatorio, no hemos impuesto el cese de la actividad comercial a algunas empresas y no hemos cerrado jardines de infantes ni escuelas primarias”, complementa el escrito.

Además, puntualiza que “la economía sueca se vio fuertemente afectada por la pandemia y se espera un ascenso dramático del desempleo”. En lo que respecta a la forma en la que toman las decisiones, aseveran que proporcionan “información confiable que los ayude a asumir la responsabilidad de su propia salud”.

“La decisión de mantener abiertos sectores de la sociedad está basada en consideraciones de salud pública en lugar de intereses económicos. Mantener las escuelas abiertas tiene efectos positivos en la salud infantil y permitir que las personas trabajen es positivo para la salud pública. Estas medidas también fortalecen la igualdad de género”, agregan.

Directamente apuntando contra el Gobierno de nuestro país, aseveran que “es difícil hacer comparaciones directas entre las medidas de contención que han adoptado diferentes países. Suecia tiene tasas de mortalidad por Covid-19 más altas que algunos otros países que han impuesto la cuarentena, y más bajas que otros que también han impuesto la cuarentena. Siempre estamos abiertos a dialogar con otros países para que podamos aprender unos de otros”.