Inicio Tech & Gaming Ciberseguridad.

Ciberseguridad.

Riot Games confirmó que fue victima de un incidente de ciberseguridad.

Los creadores de títulos populares como League of Legends y Valorant afirmaron que los atacantes lograron acceder a su entorno de desarrollo, mediante un ataque de ingeniería social, pero que no se vulneraron los datos de ningún jugador.
“No tenemos todas las respuestas en este momento, pero queríamos comunicarles de que no hay indicios de que hayan obtenido datos de jugadores o información personal”, explicó la compañía. Lamentablemente, el incidente afectará temporalmente el lanzamiento de actualizaciones en varios de sus juegos hasta tanto el equipo termine de trabajar en resolver el problema.
Los fanáticos esperaban para el próximo 25 de enero el lanzamiento de la actualización 13.2 en League of Legends. Desde la cuenta oficial del juego en Twitter aseguran que están trabajando para intentar lanzar la mayor cantidad de los cambios planeados para esa fecha, aunque algunos cambios como la actualización visual (ASU) de Ahri deberá esperar a la actualización 13.3, programada para el 8 de febrero.

«Hoy, recibimos un mail con un pedido de rescate por un ataque» explicó la compañía y afirmó que «por supuesto, nos negamos a pagar». «A pesar de que este ataque irrumpió en nuestro entorno de desarrollo y podría causar problemas a futuro, lo más importante es que no se hayan vulnerado datos de los usuarios», explicaron.
En ese sentido, aseguraron que lo más problemático es la probable aparición de nuevas trampas dentro de los juegos que mantienen. «Ya estamos trabajando en medir el impacto y preparar nuestros sistemas anti-trampas para lanzar resoluciones rápidas en caso de ser necesarias», informó Riot y advirtió que además podrían filtrarse prototipos de futuras funciones que podrían nunca llegar a verse terminadas.


Artículo anteriorAl Oscar.
Artículo siguiente¿Le contestarán al Papa?